Principales destinos para ir de vacaciones con niños

Organizar un viaje siempre es complicado y más aún cuando se quiere disfrutar de unas vacaciones con niños. Claro, porque requiere tener en cuenta la edad, los gustos y las aficiones de los pequeños para así poder elegir un destino donde ellos se lo pasen en grande. De esta manera, se conseguirá que estén felices, lo que transmitirán a los demás integrantes de la familia.

Precisamente ahora queremos ayudar a quienes se encuentran planificando una escapada con los menores de la casa. Por esto, les vamos a dar a conocer desde los rincones idóneos para la misma así como qué hacer con los benjamines e incluso las claves para elegir los mejores hoteles para niños en estos destinos.

Principales destinos donde pasar unas vacaciones con niños

Andalucía

Esta comunidad autónoma no solo es una de las más hermosas de España sino también una de las idóneas para visitar en cualquier época del año y con compañía o sin ella. Precisamente por este motivo, esta región, compuesta de ocho provincias, es un lugar ideal como destino de unas vacaciones familiares.

En concreto, su atractivo reside en su climatología, su interesante patrimonio artístico y arquitectónico, sus playas, sus enclaves naturales de gran belleza, su gastronomía y su amplia agenda cultural. Vamos, que tiene todo lo imprescindible para que niños y adultos no se aburran.

Elegir un destino en esta comunidad para disfrutar de unas vacaciones es realmente difícil porque cuenta con una lista larguísima de rincones y espacios que merece la pena descubrir. No obstante, recomendable y obligado es, sin lugar a dudas, pasear por la judería cordobesa, descubrir la Alhambra de Granada, disfrutar de la gaditana playa de La Caleta y admirar la sevillana Giralda. Esto sin pasar por alto admirar el Parque Natural de Doñana, perderse en las playas naturales del Cabo de Gata, descubrir la belleza de Úbeda y Baeza o paladear los exquisitos espetos en Málaga.

Hoteles para viajar con niños en Andalucía

Islas Baleares

Mallorca, Menorca, Ibiza, Formentera y Cabrera son las islas que dan forma a este archipiélago que es uno de los preferidos para disfrutar de unas vacaciones. Tanto parejas como grupos de amigos o familiares enteras eligen este lugar como destino fundamentalmente por sus buenas temperaturas. Pero, sobre todo, lo hacen por la belleza incalculable de sus playas y calas. Sí, porque muchas de ellas mantienen su estado virgen y salvaje que les otorga un encanto diferente y especial.

Para muchos, pasar una estancia en Baleares es como si estuvieran disfrutando de las mejores playas de El Caribe. En concreto, entre las más significativas están Caló des Moro en Mallorca y Cala Turqueta en Menorca.

Hoteles para viajar con niños en Baleares

Islas Canarias

En pleno océano Atlántico se encuentra esta comunidad autónoma conformada por siete islas principales: El Hierro, La Gomera, La Palma, Tenerife, Fuerteventura, Lanzarote y Gran Canaria. Islas que no dejan de recibir constantemente la visita de un sinfín de turistas ¿Por qué? Básicamente por sus temperaturas agradables, que mantienen durante todo el año, y por sus espectaculares playas. Playas algunas de las cuales son conocidas por su idoneidad para practicar todo tipo de actividades acuáticas, tales como el surf.

Estas son razones que explican el interés turístico en dicha región, aunque tampoco hay que olvidarse de que hay otra de peso. Nos estamos refiriendo al hecho de que cuentan con unos paisajes naturales realmente sorprendentes y que no tienen igual en ningún otro rincón del mundo.

Indiscutiblemente, son visitas obligadas tanto el Parque del Timanfaya y los Jameos del Agua de Lanzarote como el Teide, en Tenerife

Hoteles para viajar con niños en Canarias

Comunidad Valenciana

Valencia, Castellón y Alicante son las tres provincias que dan forma a esta región, que es idónea como destino de unas vacaciones con niños. El principal motivo para afirmar esto es que cuenta con una larga lista de playas en la que los más pequeños se lo pasarán en grande dándose un baño, disfrutando de distintas atracciones e incluso practicando deportes acuáticos.

Tanto la Costa de Valencia como la Costa del Azahar o la Costa Blanca ofrecen dicha posibilidad a las familias que deciden disfrutar de una estancia en la mencionad comunidad. Eso sí, también tendrán la opción de conocer urbes tan interesantes como Valencia, con su Ciudad de las Ciencias, o Benidorm, la “Nueva York del Mediterráneo”. Esto sin pasar por alto que, de igual modo, merece la pena descubrir su riqueza artística y, por supuesto, aprovechar para disfrutar de platos tan tradicionales y exquisitos como la paella o la fideua.

Hoteles para viajar con niños en la Comunidad Valenciana

Cataluña

Sus playas de la Costa Dorada son, sin lugar a dudas, uno de los principales atractivos turísticos que posee esta comunidad autónoma, compuesta de cuatro provincias: Barcelona, Gerona, Lérida y Tarragona. Y precisamente por este motivo ya es un destino a tener en cuenta a la hora de organizar unas vacaciones con los más pequeños de la casa.

Eso sí, también será el ‘paraíso’ de los niños porque cuenta con uno de los parques de atracciones más importantes del país, PortAventura, y con un patrimonio arquitectónico y artístico realmente envidiable. De ahí que se recomiende encarecidamente visitar poblaciones tales como Barcelona, Tarragona y la medieval Besalú.

Hoteles para viajar con niños en Cataluña

Cantabria

Esta comunidad autónoma uniprovincial es conocida por sus playas kilométricas y de gran belleza, idóneas en muchos casos para disfrutar de deportes como el surf o el paddle surf. De ahí que sea el paraíso de adultos y niños amantes de las emociones fuertes.

Pero la tierra cántabra es mucho más. Y es que ofrece al visitante la posibilidad de descubrir paisajes naturales de gran belleza e incluso de admirar enclaves que son una auténtica joya histórica y artística. Entre estos se encuentran desde las Cuevas de Altamira hasta las del Soplao.

Es más, también ofrece a las familias la posibilidad de vivir una experiencia única, que enamora, sobre todo, a los más pequeños. Nos estamos refiriendo a recorrer el Parque de Cabárceno, donde podrán admirar a escasos metros a un sinfín de especies animales de todo tipo.

Entre las poblaciones más interesantes para visitar, sin lugar a dudas, están San Vicente de la Barquera, Comillas y Santillana del Mar.

Comunidad de Madrid

Quienes viajan con niños y quieren disfrutar de unas vacaciones urbanitas, no tienen mejor opción que decantarse por Madrid. Y es que la capital les pone al alcance de la mano una larguísima lista de actividades culturales. Nos estamos refiriendo a musicales, obras de teatro y museos de lo más singulares. Entre estos se encuentran, sin lugar a dudas, el del Ratoncito Pérez o el de las Ilusiones, donde distintas estancias engañan a la mente y al ojo.

Pero esto no es todo, pues los niños también se lo pueden pasar en grande en su parque de atracciones e incluso en el Parque Warner.

País Vasco

Cultura, gastronomía y naturaleza podemos establecer que son los tres principales atractivos que tiene esta otra comunidad autónoma, conformada por tres provincias: Álava, Guipúzcoa y Vizcaya. Cualquiera de ellas cuenta con lugares y rincones que hacen que el visitante, adulto o niño, disfrute de su estancia en esta tierra.

Eso sí, viajar a esta región supone hacer parada obligatoria en Bilbao, para descubrir el Museo Guggenheim, en Sopelana, para vivir la experiencia única de hacer parapente y que encantará a los más pequeños, y, por supuesto, en San Sebastián. Una ciudad esta que enamora a cualquier visitante gracias a su bahía de La Concha, el Peine del Viento y  el monte Igueldo. Lugar este último en el que la familia podrá subir en el funicular e incluso pasarlo en grande en las diferentes atracciones que tiene su parque.

Por supuesto, tampoco hay que olvidarse de que el País Vasco cuenta con una larga lista de playas donde los niños se lo pasarán en grande. Nos estamos refiriendo a las de Itzurun, la de Lekeitio y las de Malkorbe. Sin pasar por alto que si la familia es una seguidora de Juego de Tronos siempre podrá desplazarse hasta San Juan de Gaztelugatxe, que fue escenario de la citada serie.

Portugal

Entre los principales destinos para disfrutar de unas vacaciones con niños no solo están distintos rincones de España, también hay otros lugares del mundo que son ideales en este sentido. Nos estamos refiriendo al país vecino de Portugal.

En él los rincones más recomendados para visitar en familia son Lisboa, llena de atractivos arquitectónicos, culturales y artísticos, e incluso Aveiro, donde se ofrece la posibilidad de recorrer su canal a bordo de una especie de góndola típica llamada moliceiro. Y a estas ciudades se une Oporto, donde los más pequeños disfrutarán visitando la librería Lello en la que se inspiró J.K.Rowling para los escenarios de la saga Harry Potter.

Por supuesto, también es una estupenda opción viajar hasta la zona del Algarve, donde se encuentran las mejores playas familiares. Entre están se hallan la de Olhos de Agua en Albufeira, la de Marinha en Lagoa y la de Saleman en Vila do Bispo.

¿Qué hacer en vacaciones con niños?

Cuando se va a organizar un viaje con niños hay que elegir muy bien el destino y cualquiera de los que te hemos indicado en el apartado es una buena opción.

Para seleccionarlo, hay que tener en cuenta también qué se puede hacer en aquel para que tanto niños como adultos se lo pasen en grande. En concreto, entre las mejores actividades que se pueden realizar destacan las siguientes:

  • Disfrutar de las mejores playas. En estas toda la familia se divertirá bronceándose, dándose un chapuzón o jugando en la arena. Pero, de la misma manera, los pequeños podrán vivir experiencias divertidas y únicas como pasarlo en grande en atracciones acuáticas o bien practicando desde surf hasta paddle surf o submarinismo.
  • Ir de camping. Tanto porque resulta más económico como porque puede ser toda una aventura, otra opción para unas vacaciones familiares puede ser esta. Y es que gracias a la misma se está en contacto con la Naturaleza, se conoce a gente nueva y se disfruta de las instalaciones y actividades que los distintos campamentos tienen. Así, es habitual que dispongan de piscinas, pistas deportivas, parque y programación de talleres de todo tipo.
  • Visitar un parque acuático. Cuando se viaja con niños en época estival es casi obligatorio elegir un destino donde haya un parque de este tipo. Y es que en él los más pequeños se lo pasan increíblemente bien. Claro, porque no solo se dan un chapuzón sino que, además, pueden descargar adrenalina haciendo uso de todo tipo de atracciones, tales como toboganes, laberintos, piscinas con olas…
  • Pasarlo en grande en un parque de atracciones o temático. Por supuesto, otra actividad que no hay que dejar de hacer en unas vacaciones con los benjamines de la familia es esta. Es ideal decantarse por una ciudad que tenga uno cerca porque en él se puede vivir una jornada realmente divertida todos juntos. En ella se podrá acceder a una gran cantidad de espectáculos al tiempo que subirse a las atracciones más singulares, divertidas y emocionantes.

Visitar museos peculiares, realizar una ruta senderista por entornos naturales de gran belleza e incluso disfrutar de obras teatrales o musicales son otras de las actividades perfectas para gozar durante una escapada con niños.

¿Dónde alojarse con niños en verano?

Cada vez son más los hoteles dentro y fuera de nuestro país que apuestan por orientarse a huéspedes que no quieren estar rodeados de niños durante sus vacaciones. Pero también son muchos los que, por el contrario, se han especializado en estancias para familias. Y en estos últimos es en los que hay que fijarse para poder encontrar el idóneo cuando se viaja con los más pequeños.

En concreto, a la hora de decantarse por un alojamiento hay que prestar atención a que cumpla con los siguientes requisitos imprescindibles:

  • Debe ofrecer habitaciones que permitan a padres e hijos estar juntos o que, al menos, las tenga comunicadas.
  • Tiene que contar con servicios de restauración donde se ofrezcan platos y alimentos idóneos para niños.
  • No menos importante es que cuente con piscinas infantiles y, a ser posible, que en estas cuente con instalaciones tales como toboganes, puentes o tubos, porque así hará disfrutar muchísimo a los más pequeños.
  • Ni que decir tiene que hay que fijarse bien que disponga de un amplio programa de animación. Y es que esto permitirá que los adultos puedan relajarse y descansar mientras sus hijos se lo pasan en grande en todo tipo de actividades deportivas o artísticas bajo la supervisión de monitores.
  • También es relevante que el hotel familiar que se elija cuente con más instalaciones pensadas para la diversión de los más pequeños, tales como parque infantil, salón de juegos o pistas deportivas, por ejemplo.
  • Por supuesto, si cuenta con un servicio de guardería también es realmente útil porque esto permitirá que los adultos puedan disfrutar de un rato de asueto sin los pequeños mientras estos se encuentran perfectamente cuidados y atendidos.

Teniendo en cuenta todos los criterios expuestos en este artículo, que son meros consejos, seguro que cualquier familia encuentra el mejor destino para unas vacaciones inolvidables con niños.